lunes, mayo 01, 2017

Billions: Caviar, mejor que las anchoas

A pocas horas de ingresar al diario, sí un primero de mayo, espío uno de los mundos excéntricos que me otorga la nueva televisión. En apariencia, el amigo Bobby Axelrod le propinó una flor de paliza en la bolsa al papá de Chuck Rhoades y a su archienemigo, saboteando los productos de la flamante empresa dedicada a los jugos, cual propoleo huilén (¿lo recuerdan?) Aparte de cómo termina este capítulo (no hay en este post spoileo, aunque lo supongan), el dato curioso se destaca cuando el bueno de Bob celebra su reconciliación con Lara (la esposa) con un menú excéntrico que reaviva los caprichos y el dudoso gusto de los millonarios de esa parte del planeta y de cualquiera.
Las dos de muzzarella hechas por el cocinero de la familia en horno a leña se exhiben en el enorme living, contrastando con el supuesto momento de romanticismo. Entonces el colorado, se levanta y suma a la falsamente improvisada mesa, una latita de Caviar. Una cucharada en la punta de la de muzza y el comentario de la rubia, no del todo convencida con tal gesto. "Nunca me terminó de gustar, igual siempre es mejor que las anchoas".
Dos días antes, me quedé con el relato de un amigo de face invitando a un pibe en retiro a comer algo cada vez que lo cruza.
Pibe que vive hace cuatro años en la calle.

Contrastes
#Felizdiadeltrabajador
(si el trabajo sirve para darnos sentido)