viernes, abril 21, 2017

Mismo Cumple ¿tonta coincidencia?

Además de la tana sagitariana interpretada por Valeria Bertuccelli que salvó a la película del Chueco ("Un novio para mi mujer"), con la célebre escena de las coincidencias astrológicas durante una fiesta, existen otras casualidades inútiles que pueden ser bastante "productivas", en esto de hablar al pedo, si no hay un debate existencial o una razón excluyente que acapare la atención de la audiencia. Conversacionalmente hablando.
Los invito a que se sumen a este cuadro de situación. A saber: celebridades cuyo natalicio coincide, razón clave para el levante o, cuanto menos, establecer un intenso romance (hasta que el argumento vaya difuminándose)
Entre tantas tareas zonzas, la de cotejar los cumpleaños de los famosos, alcanza para que, de vez en cuando uno repare en aspectos atípicos. De esos que a los periodistas nos encanta jactarnos como hacer juegos de palabras con los apodos (Bruja, Chacho, Bichi, Patón, Chancha, Cuchu) o apellidos de los futbolistas (Kaká, Pato, Elano y Ganso), alguno que otro excéntrico  Lewandowski o el más cercano Kuyumchoglu.
Otras pavadas refieren al paso del tiempo: ¿Vive Doris Day? ¿Mirá cuántos cumplió James Bond? ¿También Benvenuti, ese peleó con Monzón, no? y más acá "¿Qué es de la vida de Peggy Sol? ¿Y Fabio Zerpa?
Claro que el último gran hallazgo surgió por casualidad ¿Los protagonistas? Inés Estevez y Javier Malosetti. ¿Adivinen por qué, qué tienen en común? Sí, cumplen años el mismo día, 26 de noviembre (la ex de Vena le lleva un año) ¿Hay alguien de este lado del planeta capaz de dejar pasar por alto tal dato insignificante en apariencia? Si hasta el más distraído ya se anima a repasar una hipotética escena. "¡¡No me jodas, yo también!!", más que seguro tiró alguno de los dos, en lo que probablemente derivó en una noche larguísima.

Después siguieron los shows compartidos, la actriz que devino en cantante, el músico que amplió su repertorio para no dañar aquella sacrosanta casualidad. La historia cerró con elogios tuiteros y despedida (agradecida) de la ganadora del Martín Fierro. Y la promesa de continuar un tiempo más con la gira de a dos. Estela de un respetado final. Al fin y al cabo, son del mismo signo, che ¡y nacieron el mismo día!.

En esta lista también del espectáculo vernáculo se suman Christian Sancho y Valeria Britos (18 de abril del 75 y 76, respectivamente)  No sean malos, siempre me acusan de pretencioso y de complicado. Acá derrapo con otro ejemplo y una historia que, según las revistas del corazón y los portales empalagosos, terminó mal.

A mi me gusta más la historia de dos exponentes de Hollywood. Por sus diferentes carreras, por cómo se dio la historia y porque hay algo de esfervecencia sexual en sus primeros encuentros. Hablo del hijo de Kirk y su compañera galesa: Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones. Los dos celebran su natalicio el 25 de septiembre, sólo que el actor de Wall Street le lleva a la novia del Zorro unos...25 añitos. "Voy a ser el papá de tus hijos", tiró el protagonista de Bajos Instintos, el mito de una de las parejas icónicas del rubro siguió con el desenfrenado romance, lo que le valió fama y hasta un tratamiento, para aplacar la adicción al sexo.


El otro caso que destaco es arbitrario (como todo lo que se publica aquí) y quizás, tirado de los pelos. Los dos protagonizaron uno de los pocos filmes románticos de Martin Scorsese y, también el destino, los honró con la misma fecha del calendario. Es el 29 de abril cuando, Michelle Pfeiffer y Daniel Day Lewis soplan las velitas.
Sí, la pareja de La edad de la Inocencia, enamorada a destiempo, con Winona Ryder como la mala de la película. Si no hubo pasión en los sets de filmación, la escena entre ambos, reconocida como de las más sexies de la historia del cine, merece suponer que sí.

Por ahora es suficiente, se aceptan más ejemplos de este formato (escritores o artistas en general, o simplemente conocidos). Desenmascararlos permitirá entender si basta el principal motor de sus encuentros como para sostenerse o si no es más que un vano intento de justificar lo injustificable.
Fallido intento de Viviste y van...