lunes, abril 11, 2016

Atrapados en el ámbar

−Bienvenido a bordo, señor Pilgrim −dijo
el altavoz
−. ¿Alguna pregunta?
Billy se pasó la lengua por los labios, se
quedó pensando un momento y al final
preguntó:
−¿Por qué yo?
−Esa es una pregunta muy terrenal, señor
Pilgrim. ¿Por qué usted? ¿Por qué
nosotros?, podríamos decir. ¿Por qué
cualquier cosa? Porque este momento,
sencillamente, es. ¿Ha visto usted alguna
vez insectos atrapados en ámbar?
−Sí −repuso Billy, que recordó el
pisapapeles que tenía en su oficina: era un
bloque de ámbar pulido, con tres mariquitas
aprisionadas dentro.
−Bien, aquí estamos, señor Pilgrim,
atrapados en el ámbar de este momento.
No hay ningún porqué.

De Matadero Cinco- Kurt Vonnegut
(Sigo leyéndolo e insisto)