martes, febrero 16, 2016

El INDET (índice tinelli) ya actúa sobre el FPT

Para cualquier distraído recuérdoles que quien escribe este post es hincha de Independiente.
Hecha la salvedad, quiero intentar compartir un eventual diagnóstico sobre la relación rating futbol que se viene.

Con todos los canales con la chance de transmitir los partidos del último torneo, la medición sobre los equipos más vistos continúa siendo cuanto menos, parcial y discutible. Quienes siguen, por ejemplo con atención, el portal television.com, confirmarán que en los últimos torneos el rating de la mitad más uno, se ubica en lo más alto, sin inconvenientes.
Sin embargo, pasando el trazo fino, nadie puede dudar el peso específico que ha tenido River en estos años. Acaso la "no medición" de alguna jornada del equipo de Nuñez, de cuentas sobre un resultado arbitrario fruto de la simpatía de quienes realizan ciertos cálculos y de la necesidad de sostener la remanida y recurrente premisa madre de todos los periodistas deportivos: Boca vende.
Resolución indispensable para beneplácito de algunas empresas o exponentes interesados, cosechadores de dudosas pleitesías.

Nadie discute las conclusiones de las planillas de IBOPE y bien se sabe que sus estudios vía pepermeter (alrededor de 400 equipos distribuidos en CABA Y GBA) deciden el destino, no sólo de algunas aventuras televisivas, si no de la persistencia de los líderes de los últimos años.
Todo en nombre de la soberana audiencia.

Pero vamos a los hechos, en este ámbito, el zar de la tevé, Marcelo Tinelli, ha tenido gran influencia para demostrar, o cuanto menos hacer creer que San Lorenzo es el tercer grande.
Su eventual argumento del último torneo ("¿miren cuánto midió?, soltó sabiéndose imbatible) podría darle la razón. Pero no. El resultado final se corresponde con un entramado más complejo donde pesa tanto el canal que lo emite, como los horarios, feriados largos o jornadas de mucho calor. Créase o no.
El sostenido goteo, huelga decirlo, a la larga da sus frutos. "Una mentira repetida mil veces..."
Hecho ilustrativo es pensar en las primeras dos fechas del torneo 2016. Elegir América para un equipo grande es equiparable a mandarlo al freezer. Los 13 puntos que promedió River en el pasado domingo, se hubieran convertido en 19, si los líderes Telefé o El Trece, lo emitían, acto instantáneo que desplazaría a Boca de su liderazgo.
Es cierto, todo es hipotético, pero sabemos que hay pantallas que necesitan un piso mejor para elevar su performance. El 1.8 de Ponele la firma, en la previa gallina-belgrano, durante una jornada de intenso calor, "tira para abajo".

En cuanto al equipo cuervo, digamos que pasó de ser la Cenicienta por temor a quedar fuera de los dos canales líderes, a ser transmitido por El Trece y Telefé respectivamente en las primeras jornadas, siendo favorecido más por la estructura de las emisoras que por la pasión de Boedo.
Con todo, el encuentro con Patronato, promedió 5.5 en El Trece, retrasando las buenas cenas de Mirtha. Aprendida la lección, para el sábado siguiente, con los casi 6 puntos de promedio, de los siempre rendidores Simpson, el equipo de Guede y del aspirante a presi de la AFA, mejoró hasta 8 puntos.
Al Rojo le sucedió algo similar el último viernes (acaso noche más fría de la pantalla siempre), se vio beneficiado por jugar luego del noticiero de las pelotas (6 puntos), lo que le significó 8.2 puntos de promedio. Su contracara fue ser emitido por América el día de la tormenta. Más allá de las inclemencias del tiempo, el canal no estuvo a la altura, sin disculparse, ni dar explicaciones si quiera desde estudios, por no emitir durante ¡20 MINUTOS! Cuatro puntos en la heladera de los canales de aire, repercutirán al final de las 16 fechas.

La última pregunta y gran incógnita sobre la grilla remite a lo que vendrá. A San Lorenzo parece que nadie le quita la alternancia trece-telefe y en esto no hay duda que, el lobby del pope mediático (no por Francisco, sí por el papá de Francisco) obliga a mantener tal posición. Son demasiados intereses para dejarlos librados al azar.

Así, mientras Pablo Moyano bardea a Marcelo con las bondades arbitrales en el arranque (dos penales mmm), el líder se desentiende o le resta importancia a este aspecto tan marketinero como determinante al momento de posicionar al club. El interrogante pasa por ver qué sucederá con Independiente y las tres jornadas que se vienen. Se sabe que mañana El Trece transmitirá su encuentro con Rosario Central, la tarde de "el canal del solcito", puede mejorar su promedio mensual. En cambio, los que cocinan el finde auguran una "transmisión a confirmar", en el caso del clásico de Avellaneda, ni que hablar durante la fecha siguiente con Racing.

Humildemente y desde este portal, les hago una apuesta: Independiente-Racing va x América. Si llego a equivocarme, atenti entonces con la fecha siguiente.
Sólo este post es un ejemplo de lo que podrá hacer el INDET en sucesivas emisiones. Como para que quede claro que la designación de partidos, árbitros y canales, nada tienen que ver con una rueda mágica.
Entre camas, Ceballos y disputas, algunos ya podrán criticarme y justificarse "Y qué querés, esto es fútbol".
Si ese argumento es válido, me quedo con la picardía de Messi, las buenas intenciones de la Premiere. O por qué no con el esfuerzo de Atlético, Aldosivi y San Martín de San Juan. Claro, a estos IBOPE no los mide igual.