miércoles, noviembre 25, 2015

Tercera mañana del presidente de la alegría










"Y al tercer día resucitó". Bueno, a medias. Hay que aprender a resistir.
Estamos en la semana de la felicidad, de la concordancia. De la Alegría infinita, como ya algunos kakeros encendidos empiezan a describir. Los bailes morbos tan viralizados contra la yegua, hoy son reemplazados por las levitaciones del señor Burns, que tanto divierten a los editores del circulo rojo y sus aledaños.
¡Qué vivan las conferencias de prensa!, me había soltado un vecino de casi 70 años antes del 22, pidiendo por su república y poniendo este valor como primera necesidad. Su cuco, son los negros, los que no laburan (cómo les encanta soltar este cuasiaforismo a la clasemedia experta en ocio o tareas de servicios) o la cámpora que se está yendo. Y yo sigo pensando por qué el apellido del Tío, continúa sonando tan duro como "fuenteovejuna", en un país donde Roca o De Hoz se volvieron naturalmente familiares e indiscutibles como quien dice pan o cerveza.
Y ahí están las benditas conferencias, de micrófono inquieto a la hora de revelar lo inminente. Un  gabinete económico de cinco (Melconian o Prat Gay, included?), 90 días de gracia, sin retenciones (a vender las semillas que guardamos y aguantamos), más Venezuela  Por suerte, Marquitos Peña (ninguno ose emparentarlo con monjes de color, este es un chico sanito)  está para decir lo que el jefe calla. YaStan las conferencias del entendimiento (aunque no hay muchas preguntas incómodas) y el posterior desencanto de Mauri tras encontrarse con Cristina, reproducido en HD hasta el infinito por la nueva prensa adicta.
Esa que desprecia la palabra militante, cambiándola por "democrática" o "talentosa", según citó ayer la Manguel, tomando la definición del flamante señor multimedio Lombardi.
Y ahí está, Ernesto T("el más débil que es Clarín"), pisoteando a sus ex compañeros de Página y 678, vía Intratables. Y Manguel, otra chica de #niunamenos dice que sólo ella y otros talentosos sobrevivirán a los medios y que el resto revise sus caminos, aconseja afortunadamente, para ella que se para en el mejor lugar comunicante.
Y yo reviso y mientras ratifico que el caprichoso y sostenido ninguneo de Fernández de Kirchner hacia Scioli, terminó acallando muchas de las batallas libradas y ganadas, mientras ratifico eso, digo, se nubla mi idea de que el motonauta peleador y capricorniano volverá como Lula a insistir cuando la distancia de la derrota le ayude a renacer.
Y en esta revisión, dudo que esto suceda. Aunque sí imagino que detrás de la pérdida, hay en él seguramente algo liberador. Daniel, se sabe, está desde antes del kirchnerismo. Pero el odio krispado le permitirá correrlo del centro como pato de la boda.
 Y ya escucho los nombres del presi de la alegría y sé que habrá entonces más alegría: Iván De Pineda (a mi suegra le cae bárbaro) es divino y hasta tiene chances de hacerse cargo de la cartera de turismo.
Y el novio de Solita, cerebro cultural en su momento de la alianza delarruista, podrá repartir el juego de la tevé pública. Y mientras escribo esto, el salmón se cuela en mi relato (juro que lo puso el azar del random)  https://www.youtube.com/watch?v=37qdlLWEWec&list=RD37qdlLWEWec
y entiendo que de no mediar obstáculos, quien supo presidir por un rato el INCAA, tendrá su premio en la tevé pública o algo por el estilo. Para comprender su panquequismo habrá que ir más allá del secreto de sus ojos. Y a Majul, bendito ya  todos lo pensamos como Barone y se viene el debate sobre el nombre del complejo Cultural NK. Y, nobleza obliga, admito que hubiese sido muy inteligente de parte del despedido oficialismo, debatir otras posibilidades en su momento. Era obvio que con tanto odio mediático y tantas calles rebautizadas con el nombre de Néstor, la cuestión desencadenaría de este modo.
Y pensemos qué ocurrirá con las pautas a venir en relación a comunicación. Los que primero levantan la mano obtendrán, sin dudas, notables beneficios vía happiness presidence. Hagamos cuenta, si no lo pensaron antes: Banco Provincia, Ciudad, Nación, Central, más empresarios encolumnados (qué vuelva la importación, que se abran todas las casas de cambio de esta tierra!!!), colaborarán con quienes mejor se porten.

Claro que como sabemos el primer día de esta jornada de reflexión (y contrición)  ya tuvo su señal de advertencia con la lastimosamente hoy célebre editorial de LN apiadándose de los pobres abuelitos expertos en parrillas y robos de hijos. El acto reflejo del periodismo surgió felizmente, pero el pedido fue arrojado y una cosa es la labor del mensajero y otra, las decisiones de quien crea y dispone emitir tal orden.
En lo personal (sí ya sé, todo lo que uno percibió se desarrolla en este sendero), mientras atravesamos una operación familiar, la pre asunción de Macri coincide con transitar las preguntas sobre el devenir de mis hijos adolescentes. Discurro si mudarse a Patagonia en algunos años puede ser el mejor refugio o el más saludable reposo de buen guerrero. En definitiva este territorio sorteó el balotaje y por ahora sigue virgen de los efluvios de amorypaz micettianos.
Sé que además de rockandrolear (ver otros posts), el cuerpo deberá sostenerse más que en convicciones rígidas en propósitos donde ficción, arte y trabajo confluyan para no quedar sujeto al engañoso himno de la alegría. Cuando vi bailar y cantar a Mauri & el pasado domingo y bolichear a su muchachada, después de su ajustado triunfo (a nadie le importó la diferencia, ¿se imaginan la misma a la inversa, hoy con Lila a la cabeza, te prendían fuego la Rosada), me sentí más parte del 1984 de Orwell que nunca. Por eso, creo que ficción, arte y trabajo se resuelve con el descubrimiento de Winston Smith: un libro, pero no un libro cualquiera, un libro en blanco, algo para llenar.
Basta con ver el eje de la novela para descifrar lo que se viene; wiki aporta lo suyo https://es.wikipedia.org/wiki/1984_(novela)
Pensemos en varios monopolios para un solo jefe: banca, policía, medios, fútbol. Ah, con el tema del fútbol, si Turismo es Iván, Campa, quizás tele, qué decir de Marcelo, no? El muchacho que el lunes exultante felicitaba a su amigo (¿vieron cómo ganó Mauricio en Bolivar?) y lo criticaba por patadura, sabe que sentarse a negociar no será complicado. De hecho, antes que con Cris, the boss ya había conversado con el cuervo sobre AFA.
En síntesis, o por lo menos por hoy, que no nos extrañe el peso de los socios de la farándula, las empresas y menesteres en el próximo gabinete o ámbito gubernamental, superador de los 90. Al final, lo que la militancia no logró desde las redes, por creencia o convicción, lo obtendrá el presidente acuariano, con el natural alcahuetismo de los cholulos hijos dilectos de la década Caras.
Pero a no quejarse, si no, a aprender. Hacer más profunda la trinchera (¿habrá sido este el gran error del kirchnerismo) o sobreactuarla, no será más que cavarnos la fosa. En todo caso, insisto con mi letanía, loado Spinetta mediante: "¿quién de estos resistirá, cuando el arte los ataque?"