sábado, junio 07, 2014

¿Respuestas?

Acaso lo mejor sea dejar a los muertos y seres queridos bien tranquilos, allá lejos y aceptar que los vivos y el día a día hay que encararlo, aún con su complejidad.
Admitir que la rutina se hace dura, lo mismo que repetirse en esto de buscar soluciones o caminos. Que quizás la idea de hallar alternativas, no es más que una excusa para continuar en esta existencia.
Que duelen los hijos por no entenderlos, porque no son lo afectuosos que pudieron ser. Que nada de lo que se espera sucede tal cual es, salvo raras excepciones.
Que la batalla diaria es más dura que la utopía más sublime.
Que despertarse y contar con gente que te quiere ya es un logro, pero a veces tampoco eso alcanza.
Que las palabras se cambian de lugar pero no superan las 150 o 200 sabidas, rumiadas, gastadas.
Acaso las respuestas resulten demasiado comprensibles, de ahí, la necesidad de recuperar otras preguntas para que las vueltas continúen aunque haya menos de rueda mágica que de bicicleteadas internas.