viernes, agosto 16, 2013

Un cacho de autocrítica

Por que el pueblo lo pide, porque la derrota mediática esperada, viene asomando, porque no nos merecemos más, porque es una monarquía, porque ya fue suficiente.
Y sí, muchos mocos en el camino, la educación que no llega, la inclusión debe ser prolija "darle la caña y enseñarle a pescar", pregunan los expertos en corridas bancarias y doctorados en deme 2.
El mal olfato para vices, (Cobos/Boudou), la canchereada, la soberbia, las cadenas nacionales, la agenda que se renueva, los medios o-fi-cia.-lis-tas. El petróleo, la explotación minera, los desbordes de los leales feudales en la provincia, los pibes seguros y firmes de la Cámpora, la cuñada, el apellido, el hijo, la nena cineasta, ella, su circunstancia, ella y sus respuestas, ella que se cree que se las sabe todas, ella, que no lee pero miente, ella, que roba, ella que llora, ella que recuerda a EL, ella que se reinventa, ella que es bipolar, ella, que tiene respuesta para todo. Ella que se cree Evita, ella, la faraona, ella que no es esa, pero merecería serlo. Ella hasta el infinito, ella que baila sin verguenza, ella que "puta cómo se viste". Ella que está más flaca, ella que twittea, ella que es confianzuda con el Papa. Ella que gusta sobrecargarse de la liturgia.
Ella que no da vueltas ni disimula, ni maquilla metáforas para hablar de detractores.
Ella, que debería irse con su marido. Ella "que con él, la gente los quiere ver muertos" (Lilita,dixit)
Ella debe hacer autocrítica.
PARÉNTESIS
Con todos estos deseos krispados, caceroleros, efervescentes, de tipos que están acepados, hastiados, limitados por Ella, Ella debe irse...dicen. Dicen que es lo primero, que después veremos, que el INDEC genuino, que Moreno, que Baez, que la corrupción (dicen impolutos, pero ofendidos por el impuesto a las ganancias). Que esto se va al carajo.
AQUI LA CRITICA
Dejar de ocuparse tanto de ellos (que no quieren ni les importa digerir el concepto de "la patria es el otro"), que odian, que se pierde tiempo por responder cada tapa diaria. Que gobernar y el país es otra cosa.
Cuidar al futuro: porque ya sabemos aquello de pasar a la clandestinidad, a cuánta gente dejó patas para arriba. Porque ni el kirchnerismo es eterno, ni la voluntad por mostrarse tolerante de la vereda de enfrente es cierta. Porque todas las reprimendas de los vencidos, cuando retornan son insaciables y hacen mal por generaciones. Porque el espíritu de Roca, antiindiada sigue vigente entre los hijos de inmigrantes que sostienen la voluntad "trabajadora", pero se olvidaron de la sabiduría anarquista o socialista de sus abuelos.
Elegir referentes con nobleza, que se los reconozca, que se los vea.
Ocuparse de la educación, que nos urge. Educar para ser mejores personas, no sólo potenciales consumidores.
Insistir en aquello de que el consumo desmedido sólo nos vuelve más capitalistas. Que la tecnología nos hace perder el sentido de lo útil, de lo necesario, de lo propio, de lo genuino.
Menos liturgia y más franqueza.
Asumir los errores y exponerlos, pedir ayuda...decir que si el administrador de una autopista, por dar un ejemplo, no se hace cargo de su mantenimiento y quitarle la concesión no es cosa sencilla, NADIE se ofrece o se ocupa para hacer esa tarea bien. El Estado no es un superhéroe y simular este rol, genera peores males (ONCE, etc.)
Señalar, sin victimizarse, el daño de los detractores...pastizales chascomucenses que fluyen de la nada y provocan muertes como las de ayer, remiten al 2009 que hoy la oposición celebra, desentendiéndose de aquellas lágrimas de humo saboteador, de los litros de leche abandonado, de su egoísta miserabilidad.
Pensar y consultar al FPV por sucesores ordenados. Con sinceridad, serenidad y confianza. Ser grande también es saber ceder el sillón de Rivadavia y acabar con la histeria colectiva (de propios y ajenos) de la rerere.
Insistir con acabar con la pobreza. Señalar a quienes se muestran devotos de Francisco y apartan de sus ojos al tipo que duerme a su suerte en cualquier esquina. Los ciudadanos inteligentes de la CABA, cada vez tienen más y ni se inmutan. O sólo pretenden que el estado los persiga, los esconda, los aleje para siempre.
En síntesis, o en principio, saquémonos las caretas. Las cagadas propias tienen un costo tan alto, acorde con lo que se promueve, o se sueña.
Que los kríticos (auto) superen a los krispados. Pero pensando en todos. (lo de todas, ya se sabe y a esta altura insistir con eso, suena más a juego adolescente que va en desmedro de su fin, como axioma UNIVERSAL)