miércoles, octubre 24, 2012

No se banca más

Tuvieron que pasar más de tres décadas para entender aquello de Serú...porque antes que Capitales pensados como caprichos urbanos clasemedieros, lo que jode siempre es el Capital. El y sus sortilegios de esquivar el sentido del laburo, de la convivencia, del compañerismo, de capacitar a sus dirigidos, de apostar al bien común, de pensar que el periodismo debe ser una tarea reveladora, que de luz a cuestiones oscuras, no como recurso extorsivo, si no como alternativas de pensamiento. Y mientras tanto, mientras arbitrariamente se decide quién se va y quien se queda, surge el doblepensar georwelliano (el de Big Brother, claro) como mera oxigenación del ideal vocacional. Doblepensar para ratificar que se está vivo, aunque se note poco, o al patrón mediático, buitre aledaño si los hay, poco le importe.