jueves, septiembre 06, 2012

Burbuja

"Cortala y salí de la burbuja". Más o menos así fue la sugerencia de una ex compañera de secundario que me tiró en eso que de a ratos se asemeja a un pizarrón buchón, llamado facebook. Qué loco, la mina que vive en un country me sugiere que salga de la burbuja. Ah, también me dice resentido, después de escupir su rabia por el modelo K. Entonces reviso su presente económico y como no soy buchón, prefiero callarlo desde este blog,  a veces íntimo, a veces pispeado por amigos. "40 lucas mínimo", calculando en el aire, sería el sueldo mensual de la que critica mi esfervescencia. Después repaso otros ámbitos menos cómodos y la tentación por encontrar globitos en todos lados se apodera de mi mente. Hay burbujas en la web, en las chabolas que se preservan, en los comercios de barrio que sacuden pero tickean a ojo con papel madera. Hay burbujas para hablar de música, de proyectos, de viajes compartidos en años dorados. Hay burbujas para recuperar lo que fuimos. Y sí, no soy la excepción. Continuaré escuchando Steve Wonder, mientras me reprochan que no podrá venir por el dolar, Scioli y no sé que otro delirio. Bueno, quizás la krispada pincha globos, en pocos días vaya a ver a los All Blacks a La Plata. Este resentido, seguirá boludeando con sorbetes, vasos de cumple y detergente.