lunes, mayo 30, 2016

Kadish, Rivera de un tirón

Kadish se lee de un tirón, un ida y vuelta en bondi alcanza.
Y, Andrés Rivera es así, en menos de 70 páginas el tipo funde política con poesía, narrativa y hasta psicología, sin la obligatoriedad de ser obvio con ellas o aludirlas expresamente.
 
Algunas frases ratificaron un pánico interior: convertirme en huérfano literario, ante su posible o cercana ausencia. Al tipo, como a otros lo adopté como uno de los padres en este rubro.
Consciente de que madre hay una sola, la vida me enseñó que a pesar mío o por propia voluntad, siempre sumaré padres a la lista del recorrido que me tocó en suerte.

Aquí un par de párrafos amables.
..."Mi padre había optado por el silencio. Tomaba Todldy en la cocina de la calle Bolvia al 1300, todas las tardes desde que se jubiló.
Y mi padre, cuando habló, dijo que los tipos decentes son los que te entregan a la policía. Y que después, los tipos decentes, satisfechos van a la Iglesia y le rezan a Dios y a la Virgen Santísima.
Pero Noworvodski no era un tipo decente. Pintón. Noworvodski. Y guapo: no le escapa a la pelea, decía mi padre. Y mi padre le dijo a mi madre que guardara un Colt.38 que usó Noworvodski para defender el Sindicato de los trabajadores del vestido del asalto de los gauchos de La Legión Cívica"....

..."Reedson se dice que la historia (con mayúscula o sin ella) no terminó allí. Me veo y veo a mis otros veintinueve o treinta compañeros de división a la espera de la palabra de Caballero. Y veo a Caballero encender un cigarrillo y decir, jóvenes, prohibido fumar en clase, y largar una risita breve y aviesa, y decir, entonces, que los caballeros del Jockey Club arden en el deseo de colgar a Perón y a su amante, Eva Duarte de Perón, de un farol de la Plaza de Mayo, cabeza abajo, junto a su amante, esa mujer que suplica a los descamisados que defiendan al coronel con sus manos, sus cuerpos y el tumulto generoso de sus sangres..."

Por supuesto que para que estos párrafos te tienten, se trata de conocer un poco más al viejo cabrón que amoldó a Castelli a su antojo, lo mismo que Sarmiento, Rozas, Hemingway y otros. Cambiar wasap x la sabiduría de sus novelas, siempre será negocio.

Como también considerar algunas frases sueltas que el hombre tira, cual Narovsky en Kadish. El libro, editado en 2011, resulta más vigente que nunca. Y si no, pispeeen las frases elegidas para reflexionar una y otra vez.
Una noticia que no puede esperar es siempre una mala noticia (Paul Auster)
No hay nada más parecido a un fascista que un pequeño burgués asustado (Bertolt Brecht)
La verdad es un producto del poder (Jacques Foucault)
El pensamiento de la clase dominante es el pensamiento de la sociedad (Carlos Marx)

Todas ellas se pueden contrapesar con los tiempos que nos tocan.

Extractos tramposos que no considera el atrapante relato del hombre.
Por muchos Riveras más.