miércoles, octubre 28, 2015

¿Por qué no aceptar que Cristina se equivocó y fiero?

Advierto que este post no es del tono Sirven, Morales Solá, lanatista o sarliano.
Celebro el cuadro político que representa Cristina para nuestro país, por lo hecho, su inteligencia, varios aciertos y blablabla, pero algunos argumentos de amigos, colegas o simpatizantes K, me llevan a pensar en esa alfombra que, silenciosamente, devino en médano al momento de exponer alguna autocrítica.

El nuevo escenario, en principio, es asumir que Cristina se equivocó otra vez.
Nunca tuvo en consideración la dinámica propia de la Provincia, que minimizó; llegó tarde a interesarse por Santa Fé, ignoró a Córdoba, se cagó en Mendoza, boludeó a Scioli y bajó siempre esa línea a toda la tropa.
Personalmente banco al kirchnerismo, pero algunas formas terminaron siendo reporongas y ahora, el otro candidato con su discurso bien Cohelo, más su nuevo talismán Heidi, lo pasaron por encima.
Anibal será inteligente, gran operador, cuasi monje negro pero nunca fue querido en la provincia de Buenos Aires y todos lo sabíamos. Especialmente por su gestión quilmeña.
Pero la actitud canchera, exhibida de arriba hacia abajo es la que terminará hundiéndolo todo. De hecho, Vidal, hace que escucha siempre a sus interlocutores, grita poco, es denigrante en su pose estudiada pero, es más que evidente que fue asesorada para crecer como la antítesis de Cris.
- "Que va a ser... algunos somos mas lentos", me dice una amiga que milita y después de postear durante casi tres días palabras de los Fernández, se animó a soltar que "habrá que cambiar la manera de decir las cosas".
Le digo que sí, por chat privado y se suelta una polémica invariablemente.
El problema interno es que nadie tuvo los huevos suficientes para decirle a la presidenta que se equivocó, se equivocó y muy seguido: Con Boudou (no por sostenerlo si no por enamorarse de su imagen cool), con Martín Insaurralde, rubiecito que sobrevivió al cáncer, pensando en golpe de efecto anti Sergio (todavía no entiendo por qué no bancó a la Di Tulio, o a otros perdedores de su cuadro, aunque nobles); pifió con no designar a un referente de gestión como Mussi o Espinosa, grasas para quienes miran la política bonaerense desde lugarees más cómodos, antipáticos en relación a las formas pitucas, pero sabios en el barrio y en el barro
A todos ellos los hizo renunciar y decidió guardar las cartas hasta el final.
No no tengo nada contra Máximo (bueno, salvo la cuestión futbolera y sus manejos de cuarta con FPT), pero para un militante también debe ser jodido ver que el único sujeto de confianza es tu hijo.
Incluso me parece hasta una falta de respeto para el cuervo Larroque, tipo que le puso el cuerpo a la militancia..
¿Puede ganar Daniel a pesar de Cristina? Todavía creo que sí, pero si poner a Anibal como candidato, fue una manera de entregar momentáneamente las banderas, deseosa de la revancha con un próxio retorno, si eso implica cederle el terreno a Macri para ver cómo se equivoca, tal ecuación es bien de cuarta.
Espero equivocarme.
Y no hablemos de los manejos en comunicación, repitiendo el aviso de no fue magia al día siguiente de la derrota. Se parece a la noche de la derrota con Cabezones de fondo, entonando "es un día perfecto". Las formas, siempre las formas, el gran karma K.

- "Mas alla de si coincida o no con tu analisis, estoy segura que no es el momento para autocriticas. Eso se tiene que hacer en frío y no en medio de la tormenta. Con el tiempo se vera quién se equivoco, quién traiciono, qué estrategias estuvieron mal, etc. Este no es el momento", justifica con razonable cautela.

La diferencia, le digo, es que el militante sigue hablándole solo a los militantes y Cambiemos que no dice nada, le habla a la gente con la tramposa frivolidad de quien asistió a un evento. Se abrazan en la tele, celebran y se saludan con la familiaridad de quienes forman parte de un ente de privilegio, se ríen con complicidad. Y encima, desde todas las pantallas amables te cuentan la nada como quien asistió a una boda o cumpleaños bien glamoroso. "Estuve todo el día chateando con Sergio", afirmó Mauricio. Y cómo dudarlo!
¿Ideas? Cero.
En cuanto al momento, nunca es el momento y por eso hace un par de años que agrandamos la alfombra para no hacernos cargo de nuestras miserias.

- "Ok. Es tu lectura, no la mía", suelta la compañera y su respuesta me remite a la cómoda posición de relajarse en la teoría de la grieta.

El chat vía facebook, me permite soltar algunos sapos o momentos que me he tragado en los últimos años. Se los comparto: "Discuto mucho con amigos del palo, he perdido a otros por bancar a Cris, pero no tengo dudas de que la política de promover consumo por encima de educación, esa trampa de poner en carrera a todos en 'tener a como de lugar porque es nuestro derecho', no hizo más que alimentar ese afán de pertenecer a un ámbito más capitalista"
Y agrego por esta vía, creyendo que al final del camino, esa carrera nos iguala.
Algo tan ingenuo, como declamar el equilibrio de la libertad del mercado. Educarnos en contra de ese sentido, inevitablemente nos llevaría a una mirada respecto de la lucha de clases, algo inadmisible para cualquier habitante de esta tierra.
Por eso la derrota, primero fue interna
Y la idea de que esa es tu opinión, (vuelvo a mi respuesta) no la mía, la de no encarar con honestidad y reconocer las flaquezas, con el concepto de que los trapitos se limpian adentro, fracasa cuando nunca se termina de limpiar ningún trapito.
Por último, uno también se volvió medio bipolar al momento de bancar a chicos de la Cámpora, más cercanos a los primeros jóvenes salidos de la UCA, que a quienes militaban en las fábricas, o en las villas y terminaron escrachados y revenados, entonces por la lúcida idea de pasar a la clandestinidad, dejándolos a la intemperie.
"Adrian, busca descargar tu crítica con quien corresponda. Agrediéndome, tratando de correrme por izquierda, no vas a lograr nada macro, solamente chicanearme a mi que no represento a nadie", suelta mi amiga y con razón.
Sé que ella habla del corazón, que se rompe en la zona sur, sé de su historia. Lo que no comprendo es por qué me dice que la agredo, por qué las preguntas que uno se hace, implican correr por izquierda. Igual sigo con el chat: Que Madero se haya vuelto en centro habitacional de mucho militante K, a mí, que no sé como llegar a fin de mes, que me borraron de Perfil por pensar diferente, que me la banco solito sin buscar ayuda oficial, me da por las pelotas.
"Yo no hago catarsis ni te chicaneo a vos, sólo pensé que se podía reflexionar de esta manera para empezar a  madurar en los principios que sostenemos. Si te hablo es porque, aún con nuestras diferencias estamos en el mismo baile. Nunca te corrí por izquierda, en todo caso, lamento que los valores que creo "nuestros" y "de izquierda", hayan quedado relegados por no sé qué motivos.