jueves, abril 24, 2014

Pequeña corrección

Siempre que surge el tema de los cincuenta años, me surgía una frase...
"Si la vida comienza a los 40, a los 50 se acaba insoportablemente", hoy descubrí otra cosa, "a los cincuenta, cualquier comentario se vuelve antipático".
Y cualquier pensamiento, también.