miércoles, marzo 12, 2014

Julita o Juliette, si le gusta más

En esto de deformación profesional, hoy en desuso, por la rutina, elijo Wikipedia para descubrir el verdadero significado de Julia. Así me entero que la variante en género femenino del nombre de origen latino (en latín clásico: Ivlivs), fue usado en la antigua Roma, como Iulia o Ivlia, para las chicas de entonces. 
Después graciosamente aparecen sus derivados, que, si algún pariente malicioso instala,alcanzará para enloquecer a la muchacha desde sus primeros años hasta la adolescencia. Diminutivos e hipocorísticos cariñosos tales como: Juli, Julita, Julieta, Juliana, Jovita y una moderna Julie o Juliette, darán singularidad a la piba, con el solo y simple hecho de nombrarla.

Nada de esta fría explicación ayudará a describir a ésta, nuestra Julia. Llegó, tras mucho esfuerzo y entereza de sus padres, Ezequiel y Aldana, para iluminar un marzo agitado, presta a separar la mala vibra del último 2013 y los calores infernales de este corto verano de 2014. 
Chiquita, pero intensa, Julia lloró para exhibir su polenta, desde el primer día. Poder sostenerla en este bautismo de tiázgo (bueno, algún nombre hay que inventar cuando te hacés tío por primera vez, che), sirvió para que el pasado jueves, uno como pocas veces sucede, recuperara el sentido de las cosas, o mejor dicho, de nuestro paso por esta vida. 
Claro que antes, con ella alimentándose y su mamá notoriamente feliz y agotada, el desafío de abrazarla parecía más fácil. Igual, debo decir que a mi hermano, la chica en brazo le queda redonda. 
Con Charo cobijàndola, como buen angelito, Julia será lo que todos sospechamos y la etimología de la palabra significa (no sean vagos y lean al final la data wiki) 
A su abuela Susana, le dará la oportunidad de encontrar la sabiduría de la primera etapa con una niña (ya padeció bastante huevones con nosotros), que la distancia le negó en los primeros años de Catalina. La cercanía, Susana, no te da excusas. 

A sus padres, Julie o Julita, los adentrará en este misterioso mundo de la crianza (misterioso, para ser amables, digamos) "Quería llorar y reírme, todo junto a la vez", describió Aldana y su argumento, alcanzó para encontrar sentido, al sinsentido de la existencia (tomá, lo dije). A Ezequiel, el papá, le alcanzará para examinar su paciencia ("cagaste macho", duele decirlo), pero también, en rigor de verdad, le dará las alas que las obligaciones terminan empastando. 
¿Y mucho más no puedo decir porque quién carajo sabe cómo la chica transformará sus hábitos y destinos?
Por lo pronto, Julia ya tiene primos y tíos para colaborar en su recorrido. En nuestro caso, ya haberla visto, en el día de la mujer, nos iluminó la jornada (que el rojo, puso en terapia, admitámoslo)
Brindamos por una almita más a nuestros días y que la sonrísa que pela a cada instante, nos alegre todas las mañanas del mundo. 




* Más Wiki:  Es tan primordial la etimología de este nombre (que inicialmente fue un apellido de gens romana) que en la actualidad no se tiene una etimología precisa; en español castellano suelen aparecer como etimologías para Julia las siguientes: "(de fuertes) raíces" o "de cabello ondulado", para explicar al primero de los casos ha de tenerse en cuenta que era el apellido gentilicio de la antigua y patricia familia romana la gens Iulia que era considerada descendiente de Julio o Julo ( Iulo ) o Ascanio hijo de Eneas. Si esta hipótesis fuera verdadera el nombre podría derivar de la palabra griega ὑλη -Hylé, Hülé - materia con el significado de materia o de madera (en ambos casos, como en latín remite originalmente a la madre: mater-ia), es decir, a continuación, significa "el bosque", ya que el segundo nombre era el hijo de Eneas (Silvio = de la selva o del bosque); o puede venir del nombre de la fortaleza de Troya, a menudo llamada por los latinos también Iulo, I(v)lo conmemorando así al otro nombre de Troya: Ilión o Ylión (recordar que los romanos se consideraban descendientes de troyanos tal cual se explicita en la Eneida de Virgilio).
La etimología que supone el significado "cabello ondulado" o incluso "cabello suave" es remitida a la palabra griega ιουλος ( ioulós ) que tendría ese significado.
Para los filólogos actuales, probablemente el nombre derive de la forma arcaica Iovilios que significa "consagrado a Júpiter "( llamado en latín arcaico: Iouis / Iovis / Jovis ).