jueves, diciembre 01, 2011

Cátedra desde el viejo mundo

Al margen de emparentarnos con la crisis del 2001, Europa consolida desde los medios (por lo menos es notorio en algunas agencias y en el diario El País), la premisa evidente que refleja la idea de que "los periféricos, siempre estarán peor". Mientras intentan defender como pueden la creación de políticos tecnócratas en Italia, Grecia y ahora en la Ibérica con Rajoy y su discurso de buen alumno aplicado...los muchachos exhiben las crisis en Egipto, los crímenes en América y las tragedias climatológicas, como para demostrarnos que el Euro está sanito y el corazón del globo, pero sobretodo la cordura, late en el viejo mundo. Tranquilos,  hasta que  nos lo permita su soberbia enceguecida, a la búsqueda de dictadores bananeros o políticos genuflexos, nosotros, los periféricos seguiremos contemplando su inteligencia por tevé. Aprendiendo, por supuesto, qué pobres tipos somos, aunque las estadísticas de desempleo europeo, comiencen a amenzarnos con superar nuestra paupérrima media. Allá ellos.