jueves, diciembre 30, 2010

Configurando la Navidad 2011

Entre tanta actualización de fechas patrias, renovaciones de calendarios y miradas propias, algo impotentes como cada año, reaparecen las preguntas acerca de nuestra celebración navideña. Las quejas respecto de las comidas para bajas temperaturas en reuniones familiares (¿alguien vio buenos panes dulces durante nuestro inverno?), las películas que exhiben las alegrías del hemisferio norte y esa actitud sumisa de vivenciar un festejo esquizofrénico en medio de un calor insoportable nos hace terminar baqueteados (gastronómicamente hablando), confundidos (con el gordo que viene de rojo cocacola, en un ritual donde originariamente era verde  y desde ¡¡¡¡las Siberias!!!, o algo por el estilo) y por último, aturdidos para arrancar con todo el año que llega.


Patoruzu: Nuevo Papá Noel. Dice Wikipedia (pedia, no leaks) "El indio Patoruzú, creado por Dante Quinterno en 1928, es uno de los personajes más importantes e influyentes de la historieta argentina. Nacido como secundario en dos tiras cómicas de corta vida, el cacique Patoruzú —el último de los tehuelches, a los que los conquistadores españoles habían visto en su momento como gigantes dotados de fuerza prodigiosa— obtuvo en poco tiempo su propia historieta, que daría origen a la revista homónima, uno de los grandes hitos del humor gráfico en Argentina. Quinterno dibujó historias originales intermitentemente durante casi cuarenta años, y las reimpresiones fueron numerosas. Desde los años '40 y años '50 del s.XX se transformó en uno de los íconos de la cultura popular argentina".


Nuestros Arbolitos. Queda a criterio del lector. Más acorde con el clima, uno es un regalito en si mismo y
permite a los ilusionados a no perder sueños e imaginación.














Mesa a tono: Abundante o frugal, según las expectativas de la dama y el caballero.




Reyes Magos: No es más razonable una fantasía de este tipo, que aquellos trotamundos?? Con Oriente, todo bien, pero ¿Cómo seguimos esquivando la pregunta de los Camellos atravesando el Océano?









Nada de murgas, ni comparsas. Recuperar los históricos carnavales de barrio.













Ahora sí, feliz 2011 y para esta año proyectemos
una próspera, sincera y saludable Navidad!!!