jueves, julio 23, 2015

Anduve por ahí

50 lugares, por si me quisieron o me quieren encontrar:
- En la 10 de Sarandí (agarran LM Campos, hasta Supisiche y después de unos metros, se meten por el pasaje que bordea la escuela)
- Acompañando a mi vieja (entonces mamá) a la  escuela (both guardapolvos)

Otras opciones:
por el mercado, o en el potrero de enfrente, peloteando toda la tarde (ver foto), en la parroquia de Luján.
- Mateando con Vicenta.
- En lo de Tito (después de las 18, preguntar x el cuarteto), en el Barza, los 3 ases (aquel, no la de ahora que viene grasosa y muy prodonJulio)
-Regresando a casa cada media hora (o 50 minutos) a preguntar si necesitan algo (condición obligada para jugar)
- Por el pasaje Gattemeyer (por ahí nos colábamos con Del Bono en bici, para ver un bagayo que, ejem, me gustaba)



Mirando dos series favoritas: El hombre nuclear (martes), dos tipos audaces (viernes)

En parque Domínico después de gimnasia y fulbito (se aceptan gaseosas)

En verano, los viernes en la feria (cambio 2x1 Tony, Fantasía, Isidoro y las que queden sin leer)

- En la esquina de Independencia (espiándole las revistas al puesto del papá de Carlitos)
- Con el 17 hasta Recoleta, para boludear o en tren a Bera, a ver a los abuelos
- Camino a Luján, promediando octubre más o menos (rengos abstenerse)


Desde las 6 de la mañana en Avellaneda por Dean Funes hasta la planta de Molinos; o media hora antes cruzando el puente viejo, después de tomar el 12 en Paraguay y Combate de los Pozos.
Durmiéndome en el quinto piso de Independiente (biblioteca ideal para estudiar y hacer tiempo)
Los viernes a la noche, cerca de la Avenida Roca, haciendo radio con amigos ("Rompiendo Cerrojos")
Una difícil: combinación bondi 54, Roca (sin electrificar), hasta Lomas, nuevamente bondi hasta el cruce, para la facultad.
Mirando la Davis (para zafar del estudio y hacer interminable la carrera)
En el departamento de Paraguay al 1800, proyectando un medio propio, algún viaje o la idea de cambiar el mundo (para esta instancia, ya sin fe)

En el San Martín, dando clases con mi amigo Jorge a potenciales (y luego concretos) talentos.
Deambulando por la calle Corrientes sacándome mufas y vicios (celos, rencores viejos, boludeces que duelen, etc)
Refugiándome en la Lugones


Junto a una piba, en apariencia, tímida, pero que si se sonroja, te endurece cual Medusa.
Con ella también por la plaza marraquechí Jamma el Fna, pateando el Perito Moreno, cagándonos de frío en Prócida, fascinándonos con el Salar de Uyuni, etc, etc.







En Perfil (el de la calle Sarmiento, mucho mejor)
Estudiando árabe en el Rojas

Comprando tabaco en Antigua Casa Pintos (grossa Raquel)
Con mis abuelos domingueando más que en la tele (el menú lo dejo para otro momento)
Emborrachándonos en la Academia o haciendo gula en el Gijón
Pateando en el club Mitre (cinco puntos en la pera, dan testimonio, aunque ni idea con quien y contra quién jugué), en el Cramer y hasta el Majestuoso Sarmiento.
En bici alternando hijos (Saverio: a fútbol e historieta, Cata: a dibujo y teatro), todo en un mismo día.
...por ahí me pasé, pero son detalles.