jueves, abril 01, 2010

Más acerca de don Antonio

No sólo su escritura, envidiable claro, ni las novelas me vuelven fanático de este tipo. También ese breve pero específico relato o rumor asociado a la salud y el destino de su mujer. Para entenderlo simplemente: A Burgess le diagnostican en determinado momento, un año de vida. El tipo, entonces se pregunta sobre el destino de su mujer. Qué le dejo?, o mejor dicho, qué le queda de mi para sobrevivir. Ahí sobreviene un proyecto, audaz, impensado, escribir, escribir como sea para que los derechos y las ganancias de sus libros, representen lo más parecido a una jubilación. La historia dice que no se murió nada en ese momento y terminó de tres a cinco novelas. Pavada de demostración de amor. Extraña si se quiere, pero auténtica. Ya sé, un seguro de vida es más fácil, pero quién se atreve a redoblar la apuesta, con semejante proeza???